• Home
  • Mail
  • Mapa web

Proyecto "Volver a casa"

De "Children Village" a los Centros de ayuda y las unidades familiares.


Morning Tears se ha centrado hasta ahora en centros de protección y de cuidado para los niños. Son los llamamos "Children village" (aldea de los niños). Por ello, los sociólogos se refieren a nuestro trabajo como al de una institución.

Actualmente se considera que el cuidado en acogida, según el cual el niño vive con una familia o en pisos más pequeños, ofrece muchas más oportunidades para su desarrollo y facilita una mayor atención individual hacía él. Se dan más ocasiones para que el niño desarrolle habilidades propias de la vida cotidiana y pueda integrarse en la sociedad.

 

Sin embargo, el cuidado en acogida no es conveniente para los hijos de prisioneros o cuyos padres han sido ejecutados. Nuestros niños tienen traumas muy severos y tienen que hacer frente a los prejuicios de la sociedad. Integrarlos  en las familias existentes destruiría un aspecto muy vital de su bienestar psicológico. Por lo tanto, Morning Tears ha elegido comenzar a trabajar con una variante del cuidado de acogida: un cuidado basado en el hogar.

 

Hasta hace poco, las políticas y las leyes en China hacían imposible pensar en asistir a nuestros pequeños en pisos de acogida. Ahora, las autoridades chinas han adoptado el acogimiento como política para hacerse cargo de los menores sin padres. Esto proporciona a Morning Tears la oportunidad de mejorar la manera de ayudar a los niños.

MT no integra a los niños en las familias existentes. En lugar de eso, viven juntos en unidades familiares, de 4 a 8 menores y uno o dos cuidadores, dependientes de un Centro de ayuda.

 

Los centros de ayuda.



Todas las unidades familiares están ligadas a un centro de ayuda para niños.

El centro de ayuda es el lugar donde se les proporciona la primera ayuda psicológica y médica a los menores. También allí tiene lugar la coordinación y preparación de los cuidadores y de los trabajadores sociales.

El centro de ayuda mantiene una estrecha colaboración con los hospitales y las prisiones.

Sus funciones principales son:

 

  • Suministrar acogida temporal durante la fase de ingreso de los hijos de convictos y asegurarse de que sus necesidades básicas, como son la alimentación y ropa, estén cubiertas.
  • Ofrecer la atención médica necesaria a los niños desde el principio y a lo largo de su estancia en el proyecto, adecuando una pequeña sala médica vinculada a los hospitales externos. Poniendo especial atención en las secuelas derivadas de los casos de malos tratos o negligencias de los progenitores.
  • Proporcionarles ayuda psicológica para superar sus traumas y para potenciar su autoestima. Las claves para conseguirlo son:

    - Fortaleciendo la interacción con los cuidadores especializados.
    - Potenciando la ayuda del grupo: los niños ayudarán a otros niños de una manera formal e informal. Se instaurarán grupos de ayuda positivos para tratar las sensaciones y las experiencias mediante el juego y la expresión.
    - Combinando adecuadamente la psicología occidental y la medicina tradicional china, que se utilizará en la asistencia psicológica intensiva en casos de situaciones de crisis agudas. Se contemplará también la terapia del arte, que dará a los niños oportunidades y ayuda para expresarse de manera creativa: dibujo, danza, teatro...
     - Con el deporte: sus beneficios sobre la salud emocional y psicológica  están sobradamente demostrados.
  • Ser la unidad coordinadora para las visitas a las cárceles.

    - Organizando un mínimo de tres o cuatro visitas anuales a los padres en prisión.
    - Los niños se muestran enormemente entusiasmados ante estas visitas. Preparan dibujos, cuadros y regalos hechos por ellos mismos para dar al padre o a la madre. En Morning Tears hemos conseguido que, en la mayor parte de los casos,  los niños puedan permanecer una hora con su padre o madre y tener cierto contacto físico. (Una sensible mejora frente la ley que indica que únicamente están permitidas dos visitas al año, de no más de 15 minutos por visita y detrás de una ventana o de barrotes).
    - Organizando la visita de despedida del progenitor que recibirá la pena de muerte, siempre y cuando sea posible y conveniente según la situación del menor. Nuestra experiencia ha demostrado que esta práctica es muy beneficiosa para el proceso curativo de los traumas del niño.
  • Ser un enlace con los proveedores de servicios externos, puesto que hay un número de servicios que nuestra organización no puede ofrecer. Por ejemplo la ayuda en la recuperación del abuso sexual severo.

En una palabra: Ser la base de coordinación y administración total del programa.

Las unidades familiares.

En las unidades familiares reunimos a un grupo de niños que consideramos preparados para abandonar el Centro de ayuda.

La vida en las unidades familiares propiciará de manera especial los aspectos básicos para el crecimiento personal y la integración de los pequeños en la sociedad.

Algunos ejemplos de los factores que facilitarán la vida en las unidades familiares:

 

  • Contactos con la familia y los amigos: Si el niño lo desea, los trabajadores sociales del proyecto facilitarán la continuación de contactos con los amigos y la familia (visitas, llamadas, cartas, etc.).
  • Cumpleaños: A menudo no tenemos ningún dato sobre la fecha de nacimiento de los niños. Durante el período de entrada les asignamos un cumpleaños y lo celebramos cada año. Esta iniciativa contribuye mucho a mejorar la autoestima y resistencia psicológica de estos niños.
  • Los trabajadores sociales del programa trabajan para arreglar y actualizar el estado administrativo y los problemas con el registro de los menores.
  • Los niños empezarán a familiarizarse con el uso del dinero, disponiendo de una pequeña cantidad y realizando las compras para la unidad familiar.
  • Aprenderán a realizar las tareas de la casa mientras colaboran en el funcionamiento de las unidades familiares, como por ejemplo ocuparse de la compra y de la alimentación.
  • Los niños participarán en actividades sociales para integrarse en la sociedad. Visitarán parques y bibliotecas y disfrutarán de pequeñas excursiones y vacaciones.
  • Asistirán a las escuelas como cualquier otro niño. Los cuidadores de las unidades familiares les supervisarán en la realización de sus tareas, ayudándoles a alcanzar su máximo potencial.
  • Los niños serán animados y tendrán oportunidades de practicar sus aficiones.
  • En definitiva, los niños y niñas de Morning Tears encontrarán en las unidades familiares lo más parecido a un hogar. Un espacio donde podrán alimentar sus sueños y aliviar sus frustraciones y donde podrán encontrar la seguridad necesaria para recuperar la confianza en sus semejantes y en ellos mismos.

Ubicación: Provincia de Henan.

¿Por qué la Provincia de Henan?


Morning Tears ha firmado un acuerdo con la Oficina de Asuntos Civiles de la Provincia de Henan para implantar un programa para ayudar a los hijos de convictos en la capital provincial, Zhenzhou.

Henan está situada en el mismo centro de China. Se considera Zhenzhou como uno de los centros neurálgicos del transporte de China. Dispone de un tren de alta velocidad que llega a Beijing en seis horas y un autopista que permite la llegada en siete horas, además de tener muy buenas conexiones con otras provincias de China.

Henan es la segunda provincia de China con más población femenina en prisión. Hay 6.000 mujeres presas repartidas en tres cárceles. Esta realidad se traduce en una estimación de 5.000 hijos de convictos que no tienen hogar. Morning Tears no tiene la intención de responsabilizarse del cuidado de todos estos niños. En su lugar, Morning Tears ha creado un programa piloto que debe servir como ejemplo para el gobierno y un plan a seguir en otras provincias de China.

Realizamos este proyecto en Zhenzhou porque es donde se encuentra el centro nacional de formación del gobierno chino para la gente que trabaja en la protección infantil. De este modo, podemos llevar a cabo nuestro proyecto con su colaboración.

 

Diseño de las unidades familiares.

Las unidades familiares estarán agrupadas en un edificio de dos plantas, de 225m2 cada una, repartido en cuatro viviendas de dos plantas de 56m2 cada una.

Cada vivienda está compuesta de:

Planta baja:

  • Cocina - Comedor.
  • Sala de estar y estudio
  • Aseo que aprovecha el espacio de las escaleras.

Primer piso:

  • Habitación para 2 cuidadores, provista de aseo, escritorio y espació de almacenaje.
  • 2 habitaciones para los niños, de hasta 4 niños cada una, provistas de literas, aseo, mesa de estudio y espacio de almacenaje.





Vista general:

 
© 2017 Morning Tears