• Home
  • Mail
  • Mapa web

Conoce a MT

Este es nuestro sueño.

En Morning Tears soñamos con un mundo donde los derechos de los niños y niñas existan también para los hijos de los prisioneros. Donde los gobiernos de todas las naciones les cuiden y les protejan. Donde los hijos de padres presos o que hayan sido ejecutados puedan crecer con dignidad y tener un futuro. En Morning Tears soñamos con un mundo donde los niños y niñas sean responsabilidad de todos.

Juntos podremos reconstruir el mundo para los niños y niñas que han perdido el suyo.
Morning Tears somos un grupo cada vez mayor de personas dedicadas a defender el derecho de los niños y niñas a crecer felices en un hogar. Formamos una ONG viva y transparente dirigida totalmente por voluntarios con delegaciones en Bélgica, España y China. Trabajamos desde hace 10 años en la creación de aldeas infantiles y en múltiples proyectos solidarios en China. Nuestro sueño es devolver el cariño y el futuro que se les niega a miles de niños y niñas olvidados. Porque el amor nos hace adultos. Porque creemos en los niños. CDMon

¿Qué hacemos para cumplir nuestro sueño?

La organización nació en 1999 en China a partir de un centro de acogida para menores creado por los propios jueces chinos, conscientes de la situación de desamparo de los hijos de padres presos o ejecutados.
Desde entonces, las personas que formamos Morning Tears trabajamos para ofrecerles un hogar a estos niños que les proporcione alimentación, asistencia médica y escolarización, además de ofrecerles la ayuda psicológica necesaria para ayudarles a superar sus traumas.

Desde el año 1999 gestionamos Children Village (la Aldea de los niños) en Xi'an. En el año 2007 empezamos a colaborar con la Aldea infantil de Sanyuan. Y en el año 2008 creamos la Aldea infantil de Henan para niños con los padres presos.

Además de ofrecerles un hogar a estos niños:

  • Formamos a los trabajadores de las instituciones que trabajan con los niños traumatizados.
  • Aconsejamos al gobierno y a otras organizaciones relacionadas con la protección de la infancia.
  • Presionamos a las autoridades para que asuman la responsabilidad de los hijos de condenados.
  • Proporcionamos centros externos de servicios y de ayuda. Por ejemplo el Centro para la prevención y el tratamiento del abuso sexual.
  • Concienciamos al mundo del sufrimiento y la pena de los niños cuyos padres han sido ejecutados o están en prisión.

Por ahora el foco principal de los proyectos de la organización es China. Sin embargo, estamos explorando programas de actuación en otros países donde sabemos que muchos hijos de padres condenados también sufren la marginación y el desamparo social.

Durante todos estos años nos hemos ganado la consideración y la confianza del gobierno chino. Gracias a ello hemos podido firmar acuerdos formales de cooperación con hospitales, prisiones y distintos departamentos gubernamentales. 
Sin embargo, la ayuda de la sociedad es esencial para hacer realidad nuestros proyectos. Solamente juntos podemos hacer realidad nuestro esperanzador proyecto.

Morning Tears depende enteramente de donaciones y subsidios. Funcionamos en gran parte gracias a los esfuerzos de voluntarios, por lo que la mayor parte del dinero recaudado va dirigido a las necesidades de los niños

 

 
© 2017 Morning Tears